Cuarta y última sesión del IV Ciclo de cine e historia “Sociedad europea de los sesenta y su representación visual”

La sociedad española de los 60

A pesar del aislamiento que el régimen franquista impuso en los años siguientes a 1939, la sociedad española de los 60 conocerá unos gustos y aspiraciones semejantes a las de otras sociedades europeas de la época.

Políticamente los años 60 contemplan un cierto aperturismo de la dictadura en aspectos puramente inocentes como la economía, cierta permisividad en la censura de prensa, la llegada de músicas del exterior (francesa, italiana, anglosajona), así como de modas que chocaban frontalmente con la pacata sociedad a la que el nacionalcatolicismo nos tenía sometidos.

En este sentido, la reforma más importante quizá fuera la llamada Ley Orgánica del Estado, especie de síntesis de todo el ordenamiento jurídico de la España franquista, aprobada en referéndum. La Ley de Prensa o de Libertad Religiosa vendrían a matizar la vigilancia del régimen sobre dichas materias, sin variar lo fundamental.

En el orden económico, la Ley de Estabilización del 59 y los sucesivos Planes de Desarrollo posibilitarían (junto a la entrada de divisas que generaba el turismo y la emigración) el llamado desarrollismo: aumento general de la producción (en particular industrial) a costa del medio ambiente. Los intentos de acercamiento al Mercado Común sólo alcanzaron a un Acuerdo Preferencial ya en 1970.

Socialmente son los años del baby boom (los famosos premios a las familias numerosas) y el asentamiento de una clase media (máximo orgullo de Franco). Pero no olvidemos los 2,5 millones de emigrantes a Europa (Alemania, Francia, Inglaterra, Holanda, Suiza…) y la mínima presencia femenina en el mundo laboral.

La juventud española de los 60 conocerá gracias al turismo y la emigración nuevos modos y modas, a los que se adherirá, siendo muy notable dicho impacto en la apertura de las mentes. (JAM)

Reseña cinematográfica

Obra fundacional de lo que se denominó “Nuevo Cine español”, Nueve cartas a Berta está dirigida por Basilio Martín Patino y se rodó en el año 1965. El Nuevo Cine español, en consonancia con los movimientos sociales que cambiaron occidente en los años 60, pretendía renovar la industria cinematográfica española y su significación cultural dentro y fuera de nuestras fronteras.

El director Basilio Martín Patino, gran cineasta de este país alejado de los circuitos comerciales con una obra inclasificable y profundamente personal, explora los límites entre el documental y la ficción en este largometraje, que obtuvo la Concha de Plata a la mejor opera prima en el Festival de San Sebastián del año 1966.

Nueve cartas a Berta es una obra con tintes autobiográficos, en la que Lorenzo, un estudiante salmantino, que acaba de pasar un verano en Inglaterra y ha descubierto otras formas de vida además de conocer a Berta, regresa al tedio de sus relaciones en una ciudad provinciana. La historia se vertebra en nueve capítulos que se corresponden con las cartas dirigidas a la joven. Esta estructura fragmenta el relato convencional y otorga un valor esencial a la voz en off del protagonista, que marca el tono y el estilo visual austero que recorre el filme. Con un montaje fuera de lo convencional, presenta un profundo valor testimonial que habla de lo personal y de un país, de las inquietudes de un joven español de su tiempo en un momento de crisis existencial.

Otra protagonista de la película es la ciudad de Salamanca. Desde Nueve cartas a Berta, Salamanca cuenta con su película por la poderosa presencia de los paisajes urbanos rodados con veracidad documental. (MLR)

Esta entrada fue publicada en Actividades cinematográficas, Conferencias, Convocatorias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *